Reconoce la Invitación siguiendo tu Estrategia y Autoridad como Proyector

Tabla de contenidos

Transcripción del Video:

Importancia de reconocer la definición del proyector en el Diseño Humano

Bienvenidos a los Proyectores y a los amigos de los Proyectores, hoy me gustaría enfocar este vídeo desde un ángulo diferente, no hablar tanto de la mecánica del tipo Proyector.

Igualmente, tengo un vídeo pendiente para poder refrescar el vídeo que ya hay en la página sobre el tipo Proyector; ya lo veo un poco anticuado, lleva 4 años ahí, pero me gustaría enfatizar en la definición del Proyector y cuán importante es para el Proyector poder reconocer su definición.

Hay una frase que repito constantemente: «Con el Proyector, la mirada está en el otro«. El dilema del Proyector es quién eres tú, pero que estés focalizado en la otra persona no significa que te olvides de ti. Y volver a ti como Proyector es saber reconocer exactamente cuál es tu definición, qué te define y qué no te define.

El Proyector necesita realmente aprender sobre todos esos temas que tiene abiertos en su Diseño: centros, canales, puertas.

Pero bueno, si lo ponemos en la superficie, vamos a hablar de los centros que son los temas grandes; aprender de cada uno de esos centros y de cada una de esas temáticas.

Realmente, el Proyector necesita tener sabiduría sobre cada una de esas temáticas y la sabiduría que puede adquirir en esas temáticas viene cuando está operando correctamente y está con la gente correcta en su vida.

Todo en el Proyector tiene que ver con quién esta ese Proyector. Un Proyector no puede realmente vivir en éxito si está rodeado de gente que no le reconoce; no puede.

El Proyector tiene que ser reconocido por su definición y no por otra cosa.

Ejemplos personales de éxito al ser reconocido por la definición del proyector

Así que os voy a compartir mi gráfico, ya que soy un Proyector.

Y si veis, pues este es mi Diseño. Entonces, yo he estado muchos años reconocido como una persona que no tira la toalla, que siempre va por sus metas, que siempre quiere conseguir sus objetivos, una persona complaciente, a la vez también con mala leche porque está ese Bazo.

Ahí está esa línea 5, esa rebeldía, una persona que siempre va con prisa, una persona cabezota que siempre quiere tener la razón de todo. Bueno, ahí está mi No-ser un poco por encima.

Pero lo que quiero enfocar hoy más es en el tema de cómo poder ayudar a un Proyector a que brille, y para que un Proyector pueda brillar tiene que ser reconocido por su definición.

Si ese Proyector no es reconocido por lo que sí le define, es decir, por una persona espontánea, por una persona que tiene la capacidad de poder reconocer cuál es el patrón en el cual profundizar y desarrollar sus habilidades, lo cual se convierte en talento, poder expresar el gusto del patrón con el cual se identifica y que los demás reconozcan la habilidad de que esta persona tiene ciertas habilidades para esto o para aquello, una persona que es capaz de poder contribuir, una persona con una gran capacidad de recuerdos, el hijo pródigo capaz de poder estimular a otros con sus historias. Porque esa es mi definición.

Yo sé que puedo hacer una contribución, yo sé que puedo hacer una contribución con mi talento. Yo sé que puedo hacer una contribución compartiendo mis historias de manera estimulante y aportar cambios cuando es necesario, esa es parte de mi definición, eso va conmigo desde que nací hasta que me muera.

Cómo opera mi definición es muy diferente en base a con quién me estoy vinculando.

Cuando el Proyector es reconocido por lo que es, cuando la gente reconoce esos dones, esas habilidades de ese Proyector, entonces es cuando el Proyector puede brillar, puede aportar, puede ser de servicio. Entonces, cuando tiene la capacidad, tiene acceso a la capacidad de generar y a la capacidad de manifestar en base a con quién está ese Proyector.

Os quiero compartir algunas experiencias que para mí han sido éxito en base a mi definición. Aunque había mucho No-ser por ahí metido también, pero lo importante que ha sido en mi vida la gente que ha reconocido mis habilidades, que ha reconocido mi talento.

Yo empecé a tocar la batería sin haber tocado nunca la batería porque si no no puedes empezar, pero yo quería tocar la guitarra y un amigo mío, Álvaro, me invitó a tocar la batería porque él necesitaba una batería en la banda que él estaba montando.

Mi cuerpo fue un Sí instantáneo, yo en mi mente tenía Sí, yo quiero ser guitarrista, yo quiero tocar así, yo quiero tocar como Slash de Guns and Roses. Bueno, con mi película en mi mente.

Fue conectar con la batería, fue sentir la sensación de la batería y fue un Sí instantáneo, fue este es mi instrumento, este es mi instrumento. Me tiré años practicando, me tiré años perfeccionando, me tiré años desarrollando habilidad.

Pasó tiempo y un amigo de instituto me invitó para tocar en su banda. Él ya había visto que yo tocaba, tocaba con otras bandas, reconoció mi talento, reconoció mi gusto, reconoció mis habilidades y no solamente él, sino toda la gente que formaba parte de esa banda, es decir, todos me querían dentro de esa banda.

Así que cuando me llegó esa invitación, mi Sí fue instantáneo, ni me lo planteé, fue espontáneo, un amigo mío me viene, sabe lo que toco, cómo lo toco y me quiere en su banda, con otra gente que también me quiere en su banda y a mí su banda me gustaba, así que todo cuadraba.

Me reconoces por mi talento, me reconocéis por mis habilidades, me reconocéis por mi capacidad creativa, me reconocéis por mis habilidades tocando la batería y aparte me gusta vuestra banda y me gustáis vosotros, o sea, es una invitación perfecta, perfecta.

El éxito de ser reconocido por la definición en la innovación y dirección creativa

Y ahí es donde empieza una banda que duró muchos años, que la recuerdo como uno de los mejores épocas de mi vida. El reconocimiento ahí no solamente estuvo dentro de la Banda sino fuera de la Banda, promotores, público, radios, críticas…

Todo espectacular. Para poder tener acceso a la prensa, a que te hagan publicidad de la banda, todo tenías que invertir dinero. Nosotros no invertimos nada, simplemente fuimos una banda que estaba dando un paso hacia delante, un estilo hardrockero de los años 80 con un toque nuevo, con un toque innovador porque ahí está el 1/8 y el 1/8 yo lo que hacía es: Yo sé que puedo hacer una contribución, yo sé que puedo hacer una contribución y traer nuevas direcciones, una nueva dirección a la música, en este caso de Hard Rock, y darle un toque nuevo porque eso es lo que hace el 1/8.

El 1/8 no tiene que ver con dar una dirección de dónde venimos, con eso está el 13/33, ni con una dirección de a dónde vamos, porque ahí es donde está perdido el colectivo, el colectivo está perdido en de dónde venimos a dónde vamos, de dónde venimos a dónde vamos, y el 1/8 aparece ahí de la nada y hace un giro de volantazo y abre un camino nuevo y nos vamos por otra dirección.

Y ahí estaba yo dando nuevas direcciones, innovando lo que es la base rítmica dentro del Hard Rock, pues eso fue espectacular. Yo no tenía acceso a toda esta información en aquel momento.

Pasan los años, empiezo a ver mi Diseño, empiezo a mirar en retrospectiva hacia atrás y empiezo a ver en qué momentos de mi vida hubo éxito y en qué momentos hubo una profunda amargura y resentimiento.

Y hablando con un compañero de banda, con otra, cuando ya me había retirado, le digo: «Es que a mí no solamente era tocar, a mí no solamente era perfeccionar la batería y tener el patrón y que todos suene en su sitio, sino que a mí lo que realmente me llenaba era darle un toque original a la canción«.

Y me dijo: «Claro, es que eso es lo que siempre hemos visto todos en ti, que contigo, cuando tú interpretas una canción, sabíamos que no le ibas a dar una dirección lineal, sabíamos que no le ibas a dar el típico ritmo 4 por 4 de canción de rock, sino que siempre le ibas a buscar un poco de darle un toque especial a esa canción y darle una rítmica que se va más allá de la norma.«

Y eso es lo que hacía yo ahí exactamente. Entonces, eso fue un éxito, esas bandas funcionaban, esas bandas tenían críticas, esas bandas empezaron a crecer, pero bueno, todo tiene su proceso.

Pasa el tiempo, eso no me daba de comer y me pongo a trabajar para ganar dinero con la música y ahí es donde empieza la profunda amargura y resentimiento.

Porque ya no estoy tocando con la gente que me reconoce, ya no estoy tocando con la gente que me está pidiendo direcciones nuevas, que me está invitando a dar una dirección nueva a la canción, sino que me está diciendo lo que tengo que hacer, cómo lo tengo que hacer.

Y no hay nada peor para un Sacral abierto que se sienta controlado en que alguien le diga lo que tiene que hacer porque el Sacral Abierto no está aquí para hacer lo que otros le dicen, un Sacral abierto no está aquí para estar super disponible para hacer lo que los demás quieren de él.

Entonces ahí ya se empieza a perder toda mi definición y ahí es donde empieza una profunda amargura y resentimiento.

Reconocimiento en la infancia del proyector

Si me voy a mi infancia. Yo nunca me he sentido reconocido en casa, sobre todo por mis padres. Nunca.

Y hay una anécdota, yo soy un contador de historias, yo soy un 13/33, tengo la capacidad de poder estimular a otros cuando me invitan a compartir una historia y aquí me siento invitado a compartir mis historias.

Yo no sé cuántos años debería tener, pero no más de 4 o 5 años, y recuerdo que estaba en mi cuarto, estaba jugando con los Playmobil y estaba en la mesa del escritorio, estaba con mis playmobiles arriba, abajo, jugando con ellos… y estaba yo ahí viendo… ostras y cómo puedo subir los playmobiles a la mesa que no sea con la mano?.

Entonces yo estaba ahí con mi proceso ahí creativo, estaba ahí buscando soluciones y estaba jugando de manera espontánea en divertirme en el ahora buscando patrones.

Total que a una cajita le pongo unas cuerdas y yo ahí con 4 o 5 años me invento el ascensor, y al inventarme el ascensor empiezo a subir a los Playmobiles con una cuerda para arriba lo pongo abajo tiro de la cuerda, los Playmobil suben, los descargo, los bajo, los subo… y ahí me tiré toda una mañana.

Entra mi madre en el cuarto le digo «Mira lo que he inventado, he inventado esto» obviamente no le llamé ascensor, porque yo no sabía que existía tal cosa como un ascensor.

Le digo eso a mi madre y lo primero que me dice es, «esto ya está inventado, esto es un ascensor, así subes y bajas de casa cada día«. ¡Wow! Fue totalmente anulado eso.

Cuando estamos hablando de algo innovador, no tiene por qué ser algo totalmente nuevo. Como por ejemplo, el conocimiento del Diseño Humano.

Es innovador para mí, es innovador para, en este caso, un niño de 4 o 5 años y cuando es innovador para un niño de 4 o 5 años, le estás dando una dirección en cómo subir los playmobiles de una manera que nunca lo habías hecho antes, porque nunca lo habías visto de esa manera, porque nunca habías ido esa perspectiva.

Y viene una madre y se carga ese 1/8, amargura y resentimiento, amargura y resentimiento.

Siempre en el Proyector todo tiene que ver con quién estás, si estás con las personas correctas, tu talento se va a desarrollar de una manera, si estás con las personas correctas, tu capacidad de poder hacer contribuciones va a dar una dirección o va a dar otra porque en base a quién eres tú, voy a contribuir de una manera, y en función de quién eres tú, voy a contribuir de otra, en función de quién eres tú, te voy a contar una historia de una manera, o te la voy a contar de otra, o es más, a lo mejor ni te la cuento porque ya es suficiente.

Reflexiones sobre la identidad del proyector y su relación con otros tipos de diseño

¿Quién eres tú?. Ese es el gran dilema del Proyector.

La mente necesita ser introducida dentro del experimento,  e introducir a tu mente dentro del experimento como Proyector es que te preguntes a ti mismo, quién eres tú, porque un Proyector no se puede reconocer a sí mismo solo.

Es a través del otro que se puede reconocer el Proyector. En este caso, este Diseño, es decir, yo me puedo reconocer a través de otros, de mi talento, a través de otros, me puedo reconocer de mi capacidad de poder hacer contribuciones, a través de otros, me puedo reconocer mi capacidad de poder contar historias, en función de quién hay ahí, porque ahí surge la amargura del Proyector cuando no eres reconocido por lo que eres, cuando no puedo compartir mi talento, cuando no puedo hacer contribuciones, cuando no puedo compartir mis historias.

Y ningún Proyector está aquí para iniciar, yo no estoy aquí para iniciar contar historias, yo no estoy aquí para iniciar y compartir mi talento, yo no estoy aquí para decirle nada a nadie hacia dónde tiene que ir o hacia dónde veo que podría ir o esa persona o cierta cosa o cierta situación hasta que me invitan.

Cuando me invitan, entonces tengo la capacidad de que esto surja, de que esto brille y de que me sienta en éxito, y esto lo quiero llevar a todo tipo de definición, porque yo soy frío.

Yo soy de Bazo, yo no soy caliente, no lo soy, soy frío, mucha gente me dice: «Es que tú eres muy frío«.

Claro que soy frío, aparte soy un 5/1, si tengo el mando, tengo el mando y tengo el mando absoluto porque eso es lo que hace el general. El general no tiene una parte del mando, lo tiene todo o no tiene nada.

Y si haces tu trabajo de introspección como buena línea 1, entonces puedes llegar a ser una potencial autoridad, si haces tu trabajo de investigación y tienes tu base y tu fundamento hecho, vas a poder ser práctico cuando entregas ese fundamento cuando es solicitado.

Y claro que va a sonar a general y claro que va a sonar frío, aparte de que soy de Bazo, yo no soy caliente, toda la vida me he mostrado excesivamente caliente, sonrisa falsa por aquí, sonrisa falsa por allá, bla bla bla.

Así que también es un reconocimiento. Cuando alguien te dice: «Es que tú eres muy frío«, gracias, sí lo soy, eso no quiere decir que pierda mi entusiasmo, eso es mi Sol de personalidad, todo el mundo ve mi Garganta porque mi Sol de personalidad siempre está brillando, está en una Garganta definida.

Así que mi entusiasmo o mi falta de entusiasmo se ve porque está en la Garganta, muchas veces se confunde entusiasmo con evitar la confrontación y la verdad. No. Yo soy una persona alegre si estoy haciendo lo que me gusta.

Yo soy una persona alegre si estoy compartiendo lo que a mí me entusiasma, es una alegría repetir lo que te gusta, es una alegría perfeccionar los patrones que van contigo, es una tensión instantánea cuando tengo que compartir lo que no me gusta y eso se refleja en mi garganta que está ahí brillando todo el rato.

Si una persona es un Proyector emocional y es reconocido como una persona inestable emocionalmente, como una persona que pasa del placer al dolor, estás siendo reconocido por lo que eres, no es ningún insulto.

Toda persona emocional es inestable emocionalmente. Así que si eres emocional y te reconocen por ser una persona emocional y te reconocen por ser una persona inestable emocionalmente, está OK, porque es lo que te define.

El tema es que te hagas responsable de tus emociones. En el mundo del No-ser todo está al revés, el Bazo definido, Plexo Solar abierto, parece la persona más emocional del planeta.

En el mundo al revés, el Plexo definido, Bazo sin definir, parece la persona más fría del planeta, porque todo está al revés.

Cuando empiezas a mostrar tus emociones y las respetas y las respiras, es cuando puedes empezar a exigir respeto.

No tengo la verdad en el ahora, necesito tiempo, y si tienes consciencia, tienes entendimiento de las mecánicas, siempre es darle tiempo a una persona emocional, pero no significa que en este caso yo me tenga que hacer responsable de las emociones de otra persona, para nada, para nada, ni que tenga que respirar más que una persona emocional, para nada, porque entonces pierdo mi espontaneidad.

Hay muchas claves dentro de mi Diseño, pero solamente una manda, una, me gusta o no me gusta. Entonces, si no me gusta, aprender a poner límites es básico en mi Diseño, básico, si no estoy poniendo límites a algo que no me gusta, ¿que se está activando de mí No-ser? ah que no me van a valorar, yo no quiero confrontar, rápido ¿qué puedo hacer para no confrontar? Pues no compartas lo que te gusta o no marques el límite, siempre está el juego de la mente.

Reconocimiento del proceso mental en Proyectores

Si eres un Proyector mental con Cabeza definida, estás aquí para el proceso de conceptualización, estás aquí para reflexionar sobre las cosas. Estás aquí para poder responder a tus propias preguntas, tienes una forma consistente de poder lidiar con tu propia inspiración, que la inspiración es igual a pregunta.

Entonces, estás aquí para ese proceso, para ver todas las alternativas posibles de esto y aquello. ¿Sí, pero esto lo hace así todo el mundo?, ¿y desde cuándo empezó esto? ¿Y lo seguiremos haciendo así toda la vida? ¿Y qué quería decir esta persona cuando dijo esto? ¿Y se estaba refiriendo a mí o se estaba refiriendo a aquella persona? ¿Y realmente, esto vale para algo?

Porque ese es el proceso de la gente que está aquí para conceptualizar de manera consistente, ver la misma cosa desde muchos ángulos diferentes, poder expandir el horizonte de su consciencia mental y poder inspirar a otros con sus reflexiones.

Así que cuando ves a un Proyector que tiene la Cabeza definida y le dices: «Es que siempre estás pensando, siempre estás intentando darle la respuesta a lo que pasó«, guay, lo estás reconociendo por quién es. ¿Me puedes ayudar, porque yo tengo este problema, para ti tiene sentido lo que me está pasando? a lo mejor te inspira, porque esa persona a lo mejor también ha pasado por eso y te puede estimular con historias que a él o a ella le han pasado.

Diferencia entre perfección y perfeccionismo

¿Qué sucede? que realmente no amamos nuestra definición, mis amigos siempre me han dicho: «Es que eres tan perfeccionista, eres tan perfeccionista«, es que ese es el mundo del entendimiento.

Ese es el mundo del entendimiento, el entendimiento es perfeccionista porque el entendimiento lo primero que ve es lo que lo que no funciona, lo que está estropeado, lo que ha fallado, lo que se puede corregir, eso es lo primero que ve.

Cada vez que hablas con una persona como yo, con un 16/48, y le dices «[__] es que lo has hecho genial», siempre te voy a decir «sí, pero» porque siempre hay aspectos que se pueden mejorar.

Otra cosa es volverte loco en que tengo que ser perfecto, tengo que tener la respuesta para ser perfecto, para demostrarle a los demás mi perfección, y que yo soy una persona que el patrón siempre lo ejecuta de manera perfecta, porque eso es una obsesión y es una enfermedad, es muy diferente entre perfeccionar y creerte perfecto, porque un patrón nunca va a ser perfecto, porque siempre estamos en constante mutación, siempre estamos en constante desarrollo.

No es igual cómo juegan los tenistas a día de hoy, a cómo jugaban los tenistas en los años 80, el patrón se va desarrollando, por tanto, siempre tienes que ir ajustando, afinando ese patrón, es lo que hay, como los coches ahora, coches eléctricos, cambios automáticos, bla bla bla, no es lo mismo una carrera de Fórmula 1 de los años 70 o una carrera de Fórmula 1 en el año 2024. Siempre es ir perfeccionando patrones.

Entonces, cuando a mí me decían: «Es que siempre eres tan perfeccionista«, me lo tomaba mal, como si fuese un insulto ser perfeccionista.

Reconocimiento y aceptación de las características del diseño

Cuando conoces tu Diseño entonces estás a gusto con estas cosas porque te están reconociendo por lo que eres. «Eres tan perfeccionista«, sí. «Eres tan autoritario«, sí. «Eres tan frío«, sí. «Eres tan práctico«, «Tienes una capacidad de poder transmitir tantas cosas en tan pocas frases y tan directas al hueso«, sí «Me encanta tu contribución, realmente tus contribuciones son de un enorme valor.» Gracias.

Porque siempre, no es que intente, sino que me sale de manera original. Obviamente que robo cosas, yo no me invento ningún lenguaje de aquí, muchas frases de las que yo digo son de Ra Uru Hu, pero muchas frases de que yo digo que son de Ra Uru Hu, poco a poco se van haciendo carne propia y poco a poco empiezan a surgir de una manera inspirada, de manera ejemplar de decirlo a mi manera, pero decirlo a mi manera no significa que venga del más allá.

Yo no me invento nada de este lenguaje, pero todos podemos ver gráficos y cada analista puede ver un gráfico, pero no todos tenemos el mismo ojo, ni todos vemos las mismas cosas dentro de ese cuerpo gráfico, ni las vemos de la misma manera.

Esa es la grandeza que yo veo el gráfico desde mi definición, no desde la apertura; por tanto, yo me voy a expresar desde lo que soy, no desde lo que no soy.

Me voy a expresar frío, me voy a expresar práctico, directo, fundamentado al hueso, y voy a contribuir con mi talento cuando te entrego una lectura, cuando hago un vídeo, cuando me estás pidiendo guía para algo, porque esa es mi manera.

Otra manera en la que me siento totalmente reconocido es mi capacidad de memoria. Yo tengo muchísima memoria en mi diseño.

La Puerta 9, la Puerta 5, la Puerta 32, la 44, el 13/33 y la 56 forman parte del circuito de la memoria. Tengo muchísima memoria en mi Diseño, y el 13/33 es el representante de la memoria, es el representante del Circuito abstracto, es el modelo del Circuito abstracto que siempre está hablando, el testigo que dice «déjame que yo te cuente, que yo estuve ahí, yo estoy presente en el ahora de manera existencial, captando todo lo que hay ahí«.

Soy un Proyector con todo esto abierto, tengo una enorme memoria, y eso me lo reconoce mucha gente. Muchas veces en forma de broma estamos ahí con amigos hablando y alguien pregunta algo, yo respondo y alguien se queda como «ostras, ¿y cómo te acuerdas de esto?» Y otro amigo salta y dice, «este, este se acuerda de todo, te puede decir lo que pasó tal día a tal hora, quién había, dónde estábamos» montón de detalles que hay ahí, y muchas veces no sé ni de dónde salen, es inconsciente. El 13/33.

La capacidad de poder estimular a los demás o de aburrir a los demás, de traer cambio, de traer progreso, de sentir cuando es necesario cambiar, de sentir cuando es necesario cambiar la forma de expresión, está dentro de mi diseño, todo eso.

Necesidad de reconocimiento por parte de la invitación correcta

Y este vídeo viene a colación a esto, lo importante que es, como Proyector, conocer tu definición, porque necesitas esperar por la invitación formal y directa de alguien que te reconoce por eso, no por alguien que te reconoce por todo lo que está abierto en tu Diseño. La gente que te reconoce por eso.

El Proyector necesita una lectura donde se le especifique concretamente por qué tienes que ser reconocido, exigir reconocimiento en eso.

Si no eres reconocido desde ahí, esa persona no es correcta para ti, es donde acabas siendo el super esclavo, el super usado, el super disponible, la amargura y el resentimiento de que nadie nunca te ve por lo que eres.

Eres mental? te reconocen por ser una persona mental? adelante, tienes una estrategia y una autoridad para decir que sí o decir que no. Eres emocional? te reconocen por ser una persona emocional? Eres de la adrenalina? eres una persona estresada? pones estrés en el entorno? te reconocen por eso? adelante, adelante. Hay muchas claves en Diseño Humano que parecen negativas.

Hace poco hablaba con una persona y le decía que tú estás diseñada para poner bajo presión a la gente a pensar porque está definida en la Cabeza y en el Ajna, y es como: ¿yo, poner bajo presión a los demás? es incómodo, es que todos vivimos bajo presión.

Algunos lo experimentan de manera consistente desde que se levantan hasta que se acuestan y algunos lo experimentamos de manera inconsistente desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, todo depende de si ese centro está definido, o está sin definir.

Qué te Define y qué no te Define, y como Proyector es muy muy importante eso porque tú no tienes acceso a tomar decisiones momento a momento, no eres un Generador, no estás aquí para responder a la vida, a lo que te trae la vida.

Necesitas invitaciones muy concretas, muy formales, no estás para responder a la vida, no vas a poder vivir en propósito desde ahí, son personas que vienen y te invitan concretamente a eso, en concreto: quiero que toques en mi banda, quiero tu contribución aquí, quiero tus recuerdos, eso es lo que yo quiero.

Ahí eres reconocido por lo que eres y ahí está el éxito, cuando hablas desde ahí, mi Diseño con toda esa Garganta super definida, el pistolero verbal intenta hacer sus contribuciones y nadie le escucha, cuando hablo sin que nadie me haya invitado, amargura y resentimiento, «tengo que demostrarles a los demás que mi contribución es de valor, eso es lo importante«

Esa es la pesadilla de mi vida, lo más importante en el Proyector, quién hay en tu vida, quién te reconoce por lo que eres, ten consciencia de lo que te Define y lo que no te Define y sigue tu estrategia y tu autoridad, espera por reconocimiento e invitación, invitación concreta a eso.

Eduardo Ibañez

Analista y Guía de Diseño Humano.
Proyector Esplénico 5/1

Solicita tu Lectura de Diseño Humano

¿Qué te ha parecido este artículo?

¿Tienes alguna duda o comentario que quieres compartir?

Deja tu comentario en el siguiente formulario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Contacto